Te odio por desnudarme y ocultarte, sin deseos de mirar. Por forzarme a salir a la intemperie sólo para verte correr en cuanto abro la puerta. Por lo que proyectaste en mí y por ponerme donde no debería estar. Te odio por tu lupa imposible de evadir. Por hacerme temblar y no acompañarme. Te odio por no entenderme. Por ser perfecto, por tomar la decisiones correctas, por tus gestos. Te odio por la obligación que decís te hace actuar y porque te sale bien. Me odio por creer en esa mirada o por querer creer. Me odio por pretender. Me odio por fingir, por mentir descaradamente. Me odio por disfrutarte y no. Por asentir ante tus apodos comunitarios y poco personales. Me odio por no verte, por no querer verte. Me odio por no poder sentirte. Me odio por desconocerte. Por esperarte, por seguir esperándote. Te y Me odio por no permitirnos, por pensar. Te odio por recordarme que ya me extinguí. Que no muero. Que no quiero morir, que me resisto. Que no me ahogo, que no me inundo. Te odio por recordarme que quiero la física y la química. ¡Si! quiero que los trenes descarrilen, que vuelquen los autos, que estalle la guerra, que las sirenas suenen frenéticamente. Simplemente quiero que se hierva el agua y se desborde la piel. Quiero marearme, desmayarme y volver en mí. Te odio por recordarme que se lo que se siente. Porque en ese barullo ensordecedor del amor alguna vez me escuché, me encontré, me entendí.

actual_hasta_el_infinito1(no se si es… no se si me lo invento, pero es lo que siento pienso …pienso sientopiensosiento… bahhhhhhhh ¿quién sabe? sé que no es odio, es simplemente la intensidad de la confusión).

Tiempo … bastante tiempo después entiendo que queríamos lo mismo, que no pudimos. Puede que mis palabras hoy se trocaran por otras. Porque que si ¡Valió la pena!

Anuncios