Con un Fin


Los puentes de Madison

Y vuelves a atrapar mi tristeza para esconderla en tu bolsillo, para alejarla de mi… De nuevo has sembrado el jardín de mis pesadillas con nuevos sueños, con otras esperanzas… Y yo sigo llena de amor por todo aquello que te pertenece, llena de celos por todo lo que te roza y me quita un trocito de ti… Y tú sigues aquí, entregándome la vida en cada suspiro, suplicando por mis besos sin saber que ni siquiera tienes que pedirlos… Porque son tuyos, porque yo ya no soy mía, sino tuya”.


The Notebook (Diarios de una pasión)

Estás clase de cosas me gustan porque
me recuerdan que es mas simple
de lo que sentimos que es:
pedir ser amado/As
no debiera avergonzarnos.

Sin embargo crecimos
influidos por instituciones (PECADORES!)
y entes encargados de dilapidar
nuestra moral humana y de recordarnos
cuan indignos éramos de amor,
ese es más o menos el origen de
nuestras vergüenzas personales

Vivimos en una sociedad que
se avergüenza de los sentimientos
y crea individuos como nosotros/as
enfermos/as, compungido/ass, confundidas/os
y dilapidado/as moralmente

y ni que hablar del sexo…

reprimen y crean monstruos pederastas
violadores etc

Imagine me and you

“El mejor tipo de amor es aquel que despierta el alma y nos hace inspirar a más, nos enciende el corazón y nos trae paz a la mente.
Eso es lo que tu me has dado y lo que esperaba darte siempre. Te quiero y ya nos veremos.”


El curioso caso de Benjamin Button

– No lo sabes. Nunca estás seguro, pero hay que lanzarse al vacío.
La seguridad es para los que no aman.

No sé si es importante, pero nunca es demasiado tarde para ser quienes queremos ser. No hay límite en el tiempo, puedes empezar cuando quieras. Puedes cambiar o seguir siendo el mismo. No hay reglas para tal cosa. Podemos aprovechar oportunidades o echar todo a perder. Espero que hagas lo mejor. Espero que veas cosas que te asombren. Espero que sientas cosas que nunca sentiste antes. Espero que conozcas a gente con un punto de vista diferente. Espero que vivas una vida de la que estes orgullosa. Y si te das cuenta de que no es así……espero que tengas el valor de empezar de cero”

(Taken)

‘¿Cómo dejas que alguien se marche? ¿Cómo sabes que eso está bien, que todo cambia? ¿Cómo encuentras la forma de sentirte a gusto en la vida sin que te parta el corazón? Lo más difícil que puedes aprender, es a decir adiós…’

The notebook

‘¿Has amado alguna vez a alguien hasta llegar a sentir que ya no existes? ¿Hasta el punto en el que ya no te importa lo que pase? ¿Hasta el punto en el que estar con él ya es suficiente, cuando te mira y tu corazón se detiene por un instante? Yo sí…’

Dirty Dancing

‘¿Yo? ¡Tengo miedo de todo! Tengo miedo de lo que ví, de lo que hice y de lo que soy, y de lo que más tengo miedo es de salir de esta sala y nunca más en la vida sentir lo que siento cuando estoy contigo…’

Cadena de Favores

Creo que a algunos les da miedo pensar que las cosas pueden ser distintas. El mundo no es exactamente…una mierda.
Algunas personas están acostumbradas a las cosas como están…y aunque estén mal, no pueden cambiar.
Y digamos que se rinden…
Y cuando se rinden, todos pierden…’

El club de los poetas muertos

El día de hoy no se volverá a repetir. Vive intensamente cada instante, lo que no significa alocadamente, sino mimando cada situación, escuchando a cada compañero, intentando realizar cada sueño positivo, buscando el éxito del otro, examinándote de la asignatura fundamental: el AMOR…para que un día no lamentes haber malgastado egoístamente tu capacidad de amar y dar vida’


Fight Club

‘Veo mucho potencial, pero está desperdiciado. Toda una generación trabajando en gasolineras, sirviendo mesas, o siendo esclavos oficinistas. La publicidad nos hace desear coches y ropas, y tenemos empleos que odiamos para comprar mierda que no necesitamos. Somos los hijos malditos de la historia, desarraigados y sin objetivos, no hemos sufrido una gran guerra, ni una depresión. Nuestra guerra es la guerra espiritual, nuestra gran depresión es nuestra vida. Crecimos con la televisión que nos hizo creer que algún día seríamos millonarios, dioses del cine, o estrellas del rock. Pero no lo seremos, y poco a poco lo entendemos, lo que hace que estemos muy enmierdados…’

Julie Delpy (Antes del atardecer)

4899239_b

La mayoría de personas cuando tienen una aventura o una relación larga y rompen, la olvidan, pasan a otra cosa y la olvidan como si nada hubiera pasado. Yo jamás olvido a alguien con quien

he compartido algo, porque cada persona tiene sus cualidades propias, no se puede reemplazar a nadie, lo que se pierde, se pierde. Cada vez que acabo una relación me afecta muchísimo, jamás me

recupero del todo, por eso pongo mucho cuidado en las relaciones porque me duelen demasiado, aunque sea el royo de una noche…no suelo tenerlos porque echaría de menos las cualidades

propias de esa persona, me fijo en los pequeños detalles”.

De la película Troya:
Te contaré un secreto, algo que no se enseña en tu templo, los dioses nos envidian. Nos envidian porque somos mortales, porque cada instante

nuestro podría ser el último, todo es más hermoso porque hay un final. Nunca serás mas hermosa de lo que eres ahora, nunca volveremos a estar aquí.

Lloramos fuerte por lo que nos importa apenas un poco, mostramos al mundo la cara de dolor cuando el dolor no es tan enorme ni tan profundo……Al verdadero llanto y al verdadero dolor…….. lo escondemos c

on pudor, con recato……y quizas hasta con un poco de avaricia, con un poco de temor de que lo vezn, lo toquen, se metan en el, se apoderen de su sal y su hiel.

(La nostalgia de Poldy Bird)

Apretamos los puños, nos mordemos los labios, gritamos tonterias, golpeamos las paredes.
Y lo principal queda sepultado bajo una fina ceniza celeste de silencio. Porque yo puedo pedir pan para mi hambre, yo puedo pedir agua para mi sed….¿Pero con que palabras, dejando de lado que cuota de verguenza….puedo pedir lo que realmente necesito?

LUGARES COMUNES

“El despertar de la lucidez puede no suceder nunca, pero cuando llega, si llega, no hay modo de evitarlo. Y cuando llega, se queda para siempre. Cuando se percibe el absurdo, el sinsentido de la vida, se percibe también que no hay metas y que no hay progreso. Se entiende, aunque no se lo quiera aceptar,

que la vida nace con la muerte adosada, que la vida y la muerte no son consecutivas, sino simultáneas e inseparables. Si uno puede conservar la cordura y cumplir con normas y rutinas en las que no cree es porque la

lucidez nos hace ver que la vida es tan vanal que no se puede vivir como una tragedia”

Nuestro mayor miedo no es que no encajemos, nuestro mayor miedo es que tenemos una fuerza desmesurada, es nuestra luz y no nuestra oscuridad lo que mas nos asusta. Empequeñecerse no ayuda al mundo, no hay nada inteligente en achicarse para que otros no se sinetan inseguros a tu

alrededor, todos deberiamos brillar como hacen los niños… no es cosa de unos ocos sino de todos y al dejar brillar nuestra propia luz, inconcientemente damos permiso a otros para hacer lo mismo y al liberarnos de nuestro propio miedo nuestra presencia libera automaticamente a otros.
Señor quiero darle las gracias, ME HA SALVADO LA VIDA

DE Los Puentes de Madison. Ella ( el personaje que interpreta Merril Streep) dice “Actuaba como otra persona pero era más yo misma que nunca”

Al Pacino (Esencia de mujer)

“En el tango uno no se equivoca. No es como en la vida. Si uno se equivoca o se enreda, sigue bailando”

jigsaw

Es tan simple y tan complejo a la vez. Como aquella descripción en la que coincidieron las despedidas que le realizaron: “ella ama y odia con la misma intensidad” “es la más dulce y la más brava” “oso dormilón y Meteoro”, una rara conjunción de opuestos.

Amante del vértigo y la paz, desafiando una y otra vez su suerte de niña con ángel de la guarda agotado.

La rutina la asusta tanto como las páginas en blanco. Se muere en un grito sordo de auxilio que nunca reconocerá. Conoce sus fuertes y aún así se paraliza ante una agria sensación de impotencia.

Nunca pudo distinguir el sentido que sus manos indicaban, ni la coordinación del tiempo, las dimensiones de su cuerpo en el espacio. Activa y eficiente desde la propia torpeza incuestionable.

Ansiedad de hacer y no. Sin matices, con sueños de niña y decepción de mujer. Con la frente abollada de “conductora suicida”, de caminos propios, de limitaciones que comprende y no admite.

Abogada defensora y rudo fiscal de sus seres queridos se encarama en el podio desde donde acusa o defiende con el mismo ardor, desde la verdad propia que intenta que denodadamente sea la de todos.

Un puzzle difícil de armar desde la lógica. Un enigma… con la fascinación de lo indescifrable, con el desafío de lo distinto, con tintes de simpleza y finales impensados.

Mujer que llora sus desconsuelos sobre la misma almohada que abraza desde niña, en la que besó sus logros, en la que escondió sus miedos. Temeraria y temerosa, luchado entre un si y un no, entre lo que es y lo que debe y lo que quiere ser.

Un perfil sin terminar, apenas esbozado sobre un atril, que va cambiando colores, con sus luces y sus sombras. Un cuadro que, como un pintor desconforme rompió un día, decida a proyectarse y aún no termina.

“Por mi culpa,

por mi culpa,

por mi gran culpa

(¡Tres pequeños golpes de puño al pecho!)


Me atrinchero y declaro desde la lejanía, no pienso permitir que sigan opacándome. No pienso absolverla de sus culpas, es más, pretendo recordárselas, acentuarlas. Con el pecho en la tierra pero nunca con la cabeza en un hoyo.

Como si no fuera suficiente imponer que a pocos meses de vida, alguien elija por mi, cuál va a ser el camino espiritual a seguir. Como si fuera poco, debí sumar que en el plan escolar había que asistir as catecismo y aprobar el mismo como lengua. Distaba de ser una formación real, sino poco más que una pretensión de propaganda, un modo de adoctrinar en infancia y adolescencia, donde los pensamientos suelen ser vagos e influenciables.

Desde el inicio confié en sus decires y promesas. Ese hogar que me presentaban como propio, esa ostentación sin recato alguno. Ese lugar donde uno creía encontrar la paz no era más que engaños.

Es macabra la red que se teje, resulta asfixiante. Dos milenios de hegemonía, de control sobre espíritus. Cada fibra esta enlazada casi metódicamente. Nudos de dogmas, costumbres, valores morales. Nudos que se enlazan a la mente de cada fiel y de modo tan intrincado que a fuerza de dientes, apenas logran aflojarse.

No desmerezco a aquellos que siguen, yo seguí. Tome cada uno de sus sacramentos que se toman hasta mi edad. Bautismo, comunión, confirmación. Ya en la última etapa la red se aflojaba. Pero la acción católica ofrecía viajes, experiencias que no podían desaprovecharse. Y uno se escuda en esos representantes rebeldes que logran llegar tocando tus fibras, no pretendiendo de deshilacharlas.

No puedo ignorar que se trata de la institución social más fuerte, consolidada e influyente que haya existido. Pero gozo de la posibilidad de inmiscuirme, de criticar y de lanzar los peores misiles a la iglesia católica. Puedo, porque la misma invade, con persistencia agobiante. Porque proclama censuras sobre terrenos personales y sociales.

Me declaro en guerra con la religión católica y sus jerarquías, con el Papa, el Opus Dei y el celibato sacerdotal. Ante todos aquellos que formaron como poder una religión, ante las “misiones”. Aborrezco su demagogia y se hipocresía, como muchos. Detesto su facilidad de infundir miedo, de someter, de dominar. Esa es su función. Y el armamento mas utilizado es nuestra vida, nuestra muerte y los dramáticos acontecimiento cotidianos. La promesa de un mas allá.

Quienes abusaron de su poder, incluyeron al enemigo entre sus filas, pero sólo para hacerse mas fuertes. Quien no se une, no es digno siquiera de vivir. Se proyecta la falsa idea de un libre albedrío, en el cuál sólo hay una elección positiva, el resto es pecado y debes sentir culpa por eso. En nombre de “La Institución” se cometieron más crímenes y pecados que en nombres particulares. Se perdieron increíbles hombres y mentes.

Cuál es nuestro trabajo en la tierra si el motivo y el fin son uno mismo: Dios. Mientras cada ser humano debe hacer algo para llegar a un lugar que esta por fuera de nuestra compresión y de nuestra realidad. Entonces, me pregunto ¿será por eso que aquellos que dirigen las instituciones olvidan los conflictos terrenales?

Lo cierto es que el pecado que asigno (y sólo para hablar en su idioma y se me comprenda) es el de alistarse en cada puta formación de poder. No proteger siquiera a sus seguidores, por el contrario los derrota o apuntala su derrota. Destrozando cualquier forma de pensamiento desigual, de cultura que no aportara a sus intereses. Socavando cualquier conocimiento que desestabilizara su paradigma. Podría pensarse como un concepto del pasado, como histórico, pero quién puede negar que aún hoy existan estratos que rememoran con anhelo las hogueras de la santa inquisición.

Cada persona que hable conmigo, que lea lo que leo, cada persona que este abierta a mirar lo que miro, formará parte de este ejercito. Ya existen muchas filas alineadas, lejos, cerca, desconocidos. Pero lo cierto es que con sus intromisiones, sus leyes, con sus proclamas, esta guerra se vuelve más simple. La institución se esta debilitando. Se la ve aguardado algún ejercito poderoso al que apoyar para salir airosa, indiferente a los medios que se utilicen ¡total, es ininputable!

Aunque la guerra lleva muchas vidas, yo me sumo. No parece tan lejano el su fin. Hay otras fuerzas que influencian las mentes nuevas y no puede hacer nada al respecto. No merecen estas fuerzas mis respetos, son talvez más feroces y devastadoras que la Iglesia y la religión.

Ya no hay bullicio entre sus filas, lo veo, es sólo la muestra de lo que será al fin de la batalla. Son contados los fieles que siguen las pautas establecidas. Y los creyentes católicos modifican la religión a razón de creer solo en un ente superior, para evitar una angustia existencial, la responsabilidad propia en cada acto o consecuencia.

No quedan predicadores clamando desde el púlpito. Se oye un silencio funesto más que pacífico. El olor es rancio, el aroma a olvido, a viejo. El agua bendita evaporada. Fuera la gente, con un andar muy leve, disfrutando del día, sin temer un futuro penoso a causa de la falta a un domingo parroquial, la no colaboración a causa de una represalia de dios.

Un intento de descripción de esta improvisada autora del blog… ¡para que empiecen a conocerla!

Haciendo con la cordura malabares

A tientas, en contramano

Poniendo los pies en la cabeza

Son mucho los muros sorteados.

Campesina alborotada en la corteza

Ambigua de raíz y caprichosa

Ingenua, inconformista

Reflexiva, etérea, soñadora.

Intimidando a la rutina en mis abismos

Pagando en cuotas mi pereza

De tranco lento, vacilante

Pero precipitada en esencia.

Barajando las dudas, las incógnitas

Tenaz, insegura, bulliciosa

Racional e impulsiva

Ensayo original y burda copia.

Entre alivio de luto y no te salves

Y sin embargo, me defino

Acorazada, transparente

Caricatura de solidez y desatinos.